CIUDAD DE MÉXICO, 2 de abril de 2020. — El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, compartió “una reflexión” para dar a conocer lo que está sucediendo en el País, a partir de la epidemia del nuevo coronavirus, que puso en coordinación a todas las dependencias para enfrentar “en el peor momento” al Covid 19, de la mano a la población.

“Quiero primero darle confianza, seguridad al pueblo de México, de que se trata de una situación pasajera, si quisiéramos ser más profundos, diría una crisis transitoria de salud pública, incluida también la crisis económica”, resaltó durante la conferencia matutina de este primer jueves de abril en el Salón Tesorería del Palacio Nacional.

“Esto significa que vamos a salir pronto, que no es una debacle, que son mucho más nuestras fortalezas que nuestras debilidades o flaquezas”, aseguró el Primer Mandatario.

López Obrador reiteró que el próximo domingo 5 de abril, realizará un informe detallado sobre las acciones que tomará el Gobierno Federal ante la pandemia que está en Fase 2 en el territorio mexicano, y con emergencia sanitaria.

“Se están cumpliendo las medidas que se establecieron para evitar mayores contagios se está portando la gente al 100, se está mostrando el pueblo de México consiente, no es un pueblo irresponsable, indolente”, aseveró.

Solicitó a los ciudadanos a cumplir con todas las medidas, principalmente no salir de casa para evitar la propagación comunitaria del coronavirus.

“Que nos cuidemos, que nos congreguemos familiarmente, que busquemos esa protección o que sigamos contando con la protección familiar, es el núcleo básico, la familia de México, en su amplia extensión, comunicación, connotación, familia moderna, es la institución de seguridad social más importante del País y eso es una peculiaridad, una característica de México, no es un asunto mundial, no se da en todos los países y en estos momentos es fundamental la fraternidad”, dijo.

Anunció que la Federación se está preparando para enfrentar la epidemia “en el peor momento”, por medio de dotar a hospitales con camas y equipos para la atención de los infectados con coronavirus cuyos casos se compliquen, y que se estima sean menos del 2 por ciento.

“Prepararnos para que no nos falten camas, ventiladores, y podamos atender a los enfermos graves, tenemos proyecciones de lo que se necesita, vamos bien en ese propósito”, apuntó.

Reprochó que haya quienes exijan hasta las proyecciones de cuántos mexicanos muertos se prevén por causa del coronavirus.

"Estamos también viviendo un temporal de zopilotes, ojalá y esa actitud tarde y que no nos importe lo que estén haciendo en otros países, México está viviendo un proceso de transformación que es único su proceso, porque México estaba sometido por un régimen de injusticias y de corrupción, y ya es otra la realidad”, señaló.

Resaltó que el equipo de técnicos y científicos que están al frente de la atención de la pandemia en México, por lo que el país está en buenas manos, y que 80 hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)-Bienestar se están adaptando para la atención del Covid 19.

“Todo el Gobierno está dedicado a que no nos falten las camas, los ventiladores, el equipo médico que se requiere para la atención de enfermos, los materiales básicos, teníamos problemas de alcohol, ya se resolvió y tengo que agradecerle a un empresario de la industria azucarera… puso a disposición su planta de producción de alcohol y ya está llegando de Cardel (Veracruz), para no tener desabasto”, afirmó.