CIUDAD DE MÉXICO, 10 de julio de 2020.- Luego de la visita a Estados Unidos por la entrada en vigor del T-MEC, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador aseguró que existe una nueva realidad de entendimiento a pesar de que existen agravios en la historia que no se olvidan.

Lo anterior, en relación a las declaraciones que el presidente Donald Trump tuvo hacia los migrantes a lo largo de su campaña y tras asumir el cargo. Entre ellas, la que dijo el 16 de junio de 2015 en su discurso de lanzamiento de su candidatura para las primarias del Partido Republicano.

 "Cuando México nos manda gente, no nos mandan a los mejores. Nos mandan gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen, violadores…".

Poco antes, el 11 de mayo de 2015, dijo que "México no se aprovechará más de nosotros. No tendrán más la frontera abierta. El más grande constructor del mundo soy yo y les voy a construir el muro más grande que jamás hayan visto. Y adivinen quién lo va a pagar: México".

Sobre esta última, López Obrador aseguró que se buscó evitar hablar de diferencias o temas polémicos, pues el objetivo era abordar aquellos con lo que tienen coincidencias.

"No se trató tema del muro para que el encuentro se diera a partir de las coincidencia, que hiciéramos a un lado las diferencias y que se buscara resolver esas diferencias que son propias de vecinos y de países independientes y democráticos mediante el diálogo, pero no era un tema que nosotros quisiéramos tratar", sostuvo en Palacio Nacional durante la conferencia matutina de este viernes.

El Presidente de México agradeció no se haya abordado el tema en lo público, sin embargo, refirió que en la cena "sí hubo una expresión pero no con propósitos de imponer nada".

Añadió que la geopolítica obliga a ambos países a entenderse porque "puede ser que un país de Sudamérica, un país europeo o un país asiático, tenga otra política con Estados Unidos, pero el tener 3 mil 180 kilómetros de frontera y de historia de convivencia y confrontación obliga a tener una relación.

Destacó 3 elementos buenos de la unión entre México y Estados Unidos:

Los héroes de esa nación siempre buscaron para con México tener una relación de respeto; la nueva realidad resulta importante para ambas naciones; los reacomodos que se están dando en el mundo en lo económico y social, de los que dijo: "se tiene que buscar una asociación con respeto a nuestra soberanía".

López Obrador también agradeció en su conferencia a los paisanos y migrantes que estuvieron pendientes desde México y a los que los acompañaron de manera presencial con sana distancia.