CIUDAD DE MÉXICO, 20 de octubre de 2016.- Araceli Saucedo Reyes solicitó a los otros 499 integrantes de la Cámara de Diputados, a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y al Ejecutivo Federal en su conjunto actuar con responsabilidad y, antes de proceder al recorte presupuestal que se propone, hacer que las empresas a las que tradicionalmente se condonan impuestos los paguen como lo hace el resto de contribuyentes.

Al mismo Ejecutivo federal le demandó reducir sus gastos en viajes innecesarios, publicidad, telefonía y tantos otros lujos mediante los cuales derrocha recursos públicos a fin de que éstos realmente alcancen y sirvan para lo que son, es decir, para bienes y servicios que requiere la sociedad.

Lamentó que mientras el gobierno se resiste a disminuir su dispendio y a dejar de perdonar a ciertos empresarios el pago de sus contribuciones, por otro lado pretenda recortar el presupuesto destinado a bienes y servicios, como en infraestructura, en particular para la construcción y habilitación de los caminos y carreteras rurales que miles de comunidades del país requieren.

Señaló que el recorte del gasto a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) repercutirá de manera grave durante 2017 en todos los estados del país, pues la inversión en carreteras y caminos rurales disminuirá hasta 50 por ciento respecto a 2016.

Manifestó su preocupación por los niños, mujeres y hombres que mueren día a día por la escasez de hospitales en sus lugares de residencia y por la imposibilidad de trasladarse oportunamente al nosocomio más cercano, así como por los agricultores que no tienen cómo comercializar sus productos y los jóvenes que no pueden salir de sus comunidades para estudiar en otros lugares, todo por falta de caminos adecuados.

“Caminos rurales tendrá una pérdida de 7 mil millones de pesos. Si se deja de invertir en infraestructura, nuestra gente no tendrá a su alcance un hospital o una escuela de nivel superior cercanos, ya que no cuenta con un camino en óptimas condiciones que le permita acceder a éstos” subrayó.

Reiteró que el GPPRD se pronuncia porque haya más recursos en la hacienda pública para que alcance en beneficios a los ciudadanía, por lo que insistió en la necesidad de modificar la propuesta del Ejecutivo Federal.

Enfatizó que habría recursos para la SCT y cualquier otra dependencia si el gobierno federal, por conducto de la misma SHCP, cobra a los grandes contribuyentes a los que año con año les condona sumas multimillonarias en impuestos y si los funcionarios dejan de dilapidar dichos recursos.

En tal sentido, como miembro de la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados solicitó una explicación por las condonaciones que la SHCP otorga a distintas empresas por miles de millones de pesos.

“Si Hacienda realizara una recaudación de impuestos en tiempo y forma, no se vería afectado el presupuesto. Si el Ejecutivo deja de realizar gastos estratosféricos en publicidad, viajes, aviones y telefonía celular, con el ahorro resultante se tendría el presupuesto que los mexicanos necesitan”, puntualizó.

“Siempre lo he dicho: invertir en gasto público, en infraestructura, sin duda tiene  un efecto multiplicador que nos lleva a generar la calidad de vida que nuestra gente se merece” concluyó.