CIUDAD DE MÉXICO, 15 de enero de 2020.- Tras los hechos ocurridos el pasado 10 de enero en una escuela de Torreón, Coahuila, donde un menor de 11 años asesino a su maestra, hirió a varios compañeros, así como otro docente y luego se suicidó, los diputados y senadores integrantes de la Comisión Permanente que sesiona en la Cámara de Diputados, guardaron un minuto de silencio.

Durante la sesión de este miércoles de la Permanente, el vicepresidente de la Mesa Directiva, el morenista Porfirio Muñoz Ledo pidió que se guardara un minuto de silencio por la maestra María Asaff Medina, cuya actitud, señaló, los medios han calificado como heroica, en defensa de la vida de otros estudiantes.

Muñoz Ledo sostuvo que en este caso hay diversos aspectos que se deben plantear, y donde sobresale el ambiente familiar, que calificó como macabro y dramático, pues, refirió que de acuerdo a las investigaciones que se han realizado hasta ahora y que publicó el periódico Reforma, la familia del menor parece estar involucrada en el narcotráfico.

“El niño puede haber visto varios escenarios eventualmente, aquí se necesita una investigación de seguridad nacional. En segundo lugar, hay un problema de debilidad del sistema educativo, porque este niño seguramente no se volvió así de un día a otro, ese es un niño típico para la educación especial”, aseguró.

Sostuvo que es necesario que los maestros pongan mayor atención en el comportamiento y conducta de sus alumnos para canalizarlos a las áreas especializadas que correspondan para ser atendidos, “hay que buscar en dónde”.

Reiteró el tema de la falta de servicios psiquiátricos en el país que estén al alcance de toda la población que lo necesite, por lo que, sostuvo, él ha planteado que en la misma Cámara de Diputados se cree un departamento de psiquiatría, “tal vez si la tuviéramos, no habría pleitos en la Cámara, seríamos muy bondadosos los unos con los otros para cumplir con la ley”.

En tanto, la Comisión Permanente aprobó un acuerdo de la Mesa Directiva por el que, además de lamentar los hechos ocurridos en el Colegio Cervantes, exhorta a las autoridades federales y locales a redoblar esfuerzos y trabajar conjuntamente con la sociedad, para lograr entornos armónicos y libres de violencia que permitan el desarrollo integral de niños, niñas y adolescentes, fomentar la convivencia, la solidaridad y la tolerancia.

“Asimismo, a las autoridades competentes se les pide revisar y analizar desde un enfoque multifactorial e interinstitucional las causas de estos trágicos acontecimientos, así como la problemática derivada del tráfico ilegal de armas”, señala el documento.

Mientras que, en materia legislativa, se solicita a las Juntas de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y de Senadores, valorar la creación de un grupo de trabajo bicameral encargado de analizar las minutas e iniciativas pendientes de dictamen en favor de la protección, atención integral, salud mental y el interés superior de niñas, niños y adolescentes, además de definir una agenda legislativa prioritaria para el siguiente periodo de sesiones ordinarias que inicia en febrero.