CIUDAD DE MÉXICO, 24 de abril de 2018.- En 2017, Pemex Transformación Industrial comercializó en el país mil 408.4 miles de barriles diarios (mbd) de productos petrolíferos, cifra 2.6 por ciento menor al año anterior, derivado de una menor demanda registrada en el primer trimestre del año, ocasionada por la modificación en el mecanismo de precio de referencia internacional, así como costos de logística, transporte, almacenamiento y distribución.

El Informe Anual 2017 de Petróleos Mexicanos, oficio remitido por la Secretaría de Energía al Senado de la República, detalla que los productos con la mayor caída en ventas fueron la gasolina Pemex Premium con 26.2 por ciento y el diésel con 5.6 por ciento, en relación a la comercialización de un año antes.

En el caso de las ventas de la Pemex Magna representó un aumento de 3.6 por ciento.

En noviembre del año pasado se liberaron los precios de las gasolinas y el diésel, que fomentó la participación de actores adicionales y la llegada de nuevas inversiones.

Desde la apertura de los mercados en el ámbito nacional, que se refleja en la liberación de los combustibles para establecer libremente el precio al consumidor sin que la Secretaría de Hacienda estipule topes mensuales, así como la eliminación del precio máximo para el gas natural, Pemex ha enfrentado cada vez en mayor grado la competencia de otros participantes.

La empresa productiva del Estado señala en su Informe Anual 2017 que en los mercados internacionales, la exportación de crudo y la importación de petrolíferos requieren mayor agilidad en las operaciones.

En ese año se inyectaron mil 887 mbd de petróleo crudo y productos petrolíferos, significando una disminución del 10.9 por ciento en comparación con 2016 en que la inyección fue dos mil 117 mbd.

La disminución se atribuye principalmente a una menor disponibilidad de crudo de Pemex Exploración y Producción y a un menor proceso de crudo en el Sistema Nacional de Refinación.

De gas licuado de petróleo se inyectaron 138 mbd, que comparados con 146.3 mbd de 2016, representó una disminución del 5.7 por ciento debido a un menor proceso de gas en los complejos procesadores.

Respecto al transporte de gas natural, el año pasado se transportaron aproximadamente cinco 196 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, una reducción de 4.5 por ciento en comparación con los cinco 440 millones de pies cúbicos diarios que se transportaron en 2016.