CIUDAD DE MÉXICO, 3 de enero de 2017.- En medio de una jornada de protestas, “tomas” y hasta robo de gasolina, Petróleos Mexicanos hizo un llamado a las organizaciones civiles y políticas que promueven manifestaciones en las terminales de almacenamiento y despacho (TAD) del país a no bloquearlas para poder cumplir con sus compromisos de abasto.

La empresa productiva del Estado exhortó a detener y no agredir a los trabajadores de las pipas, así como suspender estas acciones de “tomas” de gasolineras.

De continuar estos bloqueos y agresiones, señaló que el suministro de gasolinas y diésel a la población se verá seriamente afectado.

“Pemex está comprometido a garantizar el abasto pero no puede poner en riesgo la seguridad de sus trabajadores”, subrayó.

Por ello, reiteró el llamado a las autoridades locales a intervenir a fin de que las actividades de distribución y suministro de combustibles puedan llevarse a cabo con normalidad.

Al tiempo que reprobó los actos violentos que han provocado daños en distintas estaciones de servicio, Pemex censuró que se lleven a cabo actividades vandálicas; y advirtió sobre la suspensión de la venta de gasolina al público afectando principalmente a los ciudadanos y consumidores finales.