CIUDAD DE MÉXICO, 14 de septiembre de 2021.- El subsecretario general de Gobierno del Estado de México, Ricardo de la Cruz Musalem, informó que en la zona cero del Cerro del Chiquihuite se encontró material genético que serviría para identificar a las tres personas que aún no han sido localizadas, luego del desprendimiento de rocas en la colonia Lázaro Cárdenas Segunda Sección.

En conferencia de prensa conjunta con el presidente municipal, Raciel Pérez Cruz, añadió que por respeto y de acuerdo con los protocolos, primero se comunicó de este hallazgo a los familiares de la mujer de 22 años y sus dos hijos, de tres y cinco años, que no han sido localizados, posteriormente se decidió hacer pública esta información a través de los medios de comunicación.

Expuso que el material humano encontrado fue trasladado a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, de acuerdo con el protocolo de cadena de custodia y los familiares de las personas desaparecidas han acudido a la dependencia estatal para llevar a cabo todo el procedimiento.

Si la identificación se confirma, se suspenderán las acciones de búsqueda, si no es así, se realizará una evaluación para determinar si se continúan, ya que de acuerdo con los protocolos internacionales para este tipo de desastres, después de las 72 horas se reducen las posibilidades de encontrar personas con vida y se incrementa el riesgo para los cuerpos de rescate.

De la Cruz Musalem reiteró el llamado para que las vecinas y vecinos evacúen de la zona de riesgo y acudan a los albergues instalados por el Gobierno de Tlalnepantla, ante el peligro de un nuevo desprendimiento o deslizamiento de las rocas.

Indicó que los gobiernos estatal y federal exhortan a la ciudadanía que habita en un perímetro de 10 kilómetros a la redonda, incluso a la que reside en Cuautepec, a no utilizar juegos pirotécnicos durante los festejos patrios, porque la vibración puede provocar la desestabilización de la ladera, además de que puede confundir a los rescatistas con sonidos de una posible fractura en las piedras, algunas de casi 200 toneladas.

Pidió a los habitantes de la zona abstenerse de invitar a sus casas a familiares o amigos para los festejos patrios, ya que está latente el peligro de desprendimiento.

Y convocó a los gobiernos estatal y federal a actuar de manera coordinada para dar una solución y apoyo a los habitantes del asentamiento humano más poblado del municipio que se encuentra en una zona de alta exposición, como lo marca el Atlas de Riesgo que se actualizó en 2019.