CIUDAD DE MÉXICO., 12 de octubre de 2021.-- En un contexto con más de 80 mil personas fallecidas, más de 200 mil personas que siguen sin recuperar su empleo y un aumento del 163 por ciento de la pobreza extrema en la ciudad son algunos de los motivos por los que la Asociación Parlamentaria Ciudadana, a través del representante ciudadano Royfid Torres González, subió al Pleno del Congreso de la Ciudad de México un punto de acuerdo para crear una Comisión Especial que dé seguimiento integral al manejo de la pandemia por covid 19 de manera local.

En un comunicado se informó que el legislador de la bancada naranja en el Congreso capitalino propuso crear la comisión que servirá para hacer un diagnóstico que profundice en las razones por las que el gobierno de la Ciudad de México tomó acciones tardías ante la inminente llegada del virus, pero, sobre todo, evitar repercusiones catastróficas como las mencionadas.

“Esta pandemia ha dejado en total evidencia las fallas del sistema, nos ha mostrado de forma cruel y cruda las desigualdades y las ha profundizado. Si bien, no es responsabilidad del gobierno, la gestión de la misma sí lo es y durante este periodo se tomaron malas decisiones, como minimizar sus efectos y no hubo acciones para contener el colapso del sistema económico y apoyo a los sectores más vulnerables”, expresó.

La solicitud, añadió el diputado, se vuelve de carácter necesario pues la ciudadanía requiere entender lo que sucedió, ¿qué decisiones se tomaron y por qué, con qué argumentos, con qué evidencia científica, con qué información?

“¿Por qué nuestra ciudad tuvo un exceso de mortalidad disparado y sostenido, ¿por qué han fallado en casi todos los pronósticos? De nada sirve tener conferencias todas las mañanas si en estas no se explica de forma clara las decisiones que se están tomando y si no hay un verdadero ejercicio de rendición de cuentas con información veraz y comprensible para todas las personas”, sostuvo.

Torres González consideró que el ejercicio, más allá de emitir juicios, permitirá analizar el proceso de la enfermedad, que nos permitirá reconocer los errores, aprender de ellos y garantizar que no se repitan en otra emergencia a futuro.

“Diagnóstico no es sentencia y, pese a que sabíamos que una ciudad como la nuestra se vería gravemente afectada, fue un error esperar a que sucediera sin tomar acciones claras semanas antes, mismas que podrían haber hecho una gran diferencia para enfrentar la crisis sanitaria y económica, que ha azotado la ciudad durante 18 meses”, dijo.

El representante ciudadano insistió que es de “personas sabias aprender de los errores” y desde el legislativo plantear una estrategia para una verdadera rendición de cuentas, que elabore un informe sobre los efectos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia, que derive en un paquete de iniciativas que permitan tomar los aprendizajes y conclusiones de este ejercicio.

“Lo que hemos visto en estos casi 20 meses tiene que generar cambios estructurales reales. Está claro que tenemos que repensar la forma de administrar y gestionar la salud y sus efectos en todos los ámbitos de la vida, porque vendrá otra pandemia y tendremos que reaccionar, hacerlo mejor, por el bien de esta ciudad y de sus habitantes”, concluyó.