CIUDAD DE MÉXICO, 16 de marzo de 2020.— El Censo de Población y Vivienda 2020 llegó al Palacio Nacional, y este lunes le tocó a la familia del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Luego de la conferencia matutina en el Salón Tesorería, donde el Jefe del Ejecutivo confirmó que sería censado, arribó minutos antes de las 10 horas Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), para encabezar el ejercicio de la encuesta de la familia presidencial.

El Primer Mandatario vive desde julio de 2019 en un departamento dentro del Palacio Nacional, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y fue hasta ahí que arribó el personal del Inegi para realizar el ejercicio, en el que han participado ya, la mitad de los ciudadanos del País.

“El Censo tiene una vocación de universalidad, es decir, vamos por todas las personas y todas las viviendas, en la medida que el señor Presidente ha decidido vivir habitualmente en Palacio Nacional tenemos que recoger cuáles son las características de su hogar, y del espacio privado, llamémosle de su vivienda en este lugar”, explicó.

Santaella precisó que ha decidido participar, no sólo en el ejercicio de encuestar al Presidente de México, sino en todos los censos que se realizan a los líderes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

“Es mantener el nivel de contacto que tenemos con el Titular del Ejecutivo, yo quise estar presidente en el levantamiento de los titulares de los Poderes de la Unión”, dijo.

Explicó que ante las medidas sanitarias que se han implementado por la pandemia del coronavirus (Covid-19) en el mundo, se ha instruido reforzar que las entrevistas se realicen en la puerta de las viviendas, sin embargo, con el Primer Mandatario hubo una excepción.

“En este caso por ser Palacio Nacional, no voy a pedirle al Presidente que se acerque a la puerta sino vamos a ingresar hasta donde él nos lo permita”, comentó desde al exterior de la puerta 8 del recinto gubernamental, en la calle Corregidora.