CIUDAD DE MÉXICO, 15 de junio de 2019.- En un año, Regina Isabel Vallejo evolucionó a Noa Sainz, de la independencia a propagar su sonido con un sello transnacional y Qué Bueno! es el reflejo de su toma de decisiones que incluye trabajar con el colombiano Juan Pablo Vega.

El nacido en Colombia ya puede presumir ser un productor que impulsó un Latin Grammy, puesto que produjo el disco homónimo de Manuel Medrano, el cual ganó Mejor Álbum Cantautor (2016) y ahora es turno de pulir las composiciones de Noa.

La novel intérprete estrenó la semana anterior su nuevo single Qué Bueno!, uno de los que liberará esta año y en cual  Juan Pablo Vega afinó su sonido y no es el único.

"No conocía su trabajo, pero confié en las personas que me aconsejaron colaborar con él, amigos y personal de Warner (Music); además, su trabajo me llegó directo y ahora escucho y canto sus canciones; fue muy bello compartir con él; hicimos dos canciones. Me tuvo mucha paciencia y fue muy generoso", externó una Noa sonriente y emocionada en entrevista desde el bunker del sello discográfico en la CDMX.

La sonorense, ya radicada en la Ciudad de México, finalizó con la promoción de su primer grabación, el EP No Science (independiente) y ahora de la mano con Warner lanza sencillos "sueltos", incluidos el ya liberado y otro que aún no revela (no soltó su título); ambos, producidos por el colombiano.

Lo que si reveló la también actriz de teatro y quien piensa en pop, R&B y soul al momento de acuñar su arte, es que ya conceptualiza un larga duración, aunque no sonará pronto, puesto que "los mejores discos que he escuchado han tomado hasta seis años en su creación".

Se desliga de Regina Isabel Vallejo

Aunque lleva muy poco tiempo haciendo música, la compositora de su sonido ya busca plantarse y consolidarse, por lo que dejó de ser, al menos en lo artístico, Regina Isabel Vallejo  y emergió a Noa Sainz.

"Porque quería que el proyecto se llamará como mi disco debut, No Science; es un experimento, un juego, más que un nombre propio y también se me hacía como una posibilidad de desligar mi persona, Regina, de un proyecto musical, que en algún punto evolucionará a otra cosa", explicó la también intérprete de Despertar.

Y remató liberando que el hecho de que su proyecto ahora se llame Noa, "está bien, pero puede cambiar"; es decir, ahora es Sainz y en un futuro puede evolucionar a otro 'apellido'.