CIUDAD DE MÉXICO, 21 de diciembre de 2018.- Juan Ramón de la Fuente fue ratificado y rindió protesta ante el Pleno del Senado de la República como embajador y representante permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En votación nominal, su nombramiento fue avalado por 121 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, en una sesión ordinaria que continúa la madrugada de este viernes. 

En su exposición inicial ante la Comisión de Relaciones Exteriores, que preside el senador de Morena, Héctor Vasconcelos, De la Fuente explicó que las misiones mexicanas en la ONU buscarán que “nos ayuden a resolver problemas en el país y nos acompañen en las nuevas iniciativas que plantea el gobierno” del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Dijo que trabajará activamente en el área de justicia transicional, junto a la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos. Será muy importante para algunos de los temas de la agenda interna política de México y permitirá avanzar en asuntos “atorados” como las comisiones de la verdad, desapariciones, víctimas, Ley de Amnistía, drogas, migración, entre otros.  

Señaló que los derechos humanos son un tema central y sensible para México. Reconoció que existe un rezago al respecto, pero con el nuevo gobierno hay una gran oportunidad para iniciar medidas que permitan generar una verdadera cultura de respeto a estas garantías en el país.

Sobre las operaciones de la ONU para el mantenimiento de la paz, informó que el país participa de manera activa en ese mecanismo y hemos tenido ya algunas experiencias favorables.

Reveló además que conversó con los secretarios de la Defensa Nacional y de Marina sobre la participación de México en dichas operaciones. “En ambos casos hay un interés de parte de ellos para seguir manteniendo una interacción con este proyecto”, comentó.

Consideró que el gobierno de López Obrador quiere dar una orientación distinta a las Fuerzas Armadas, a efecto que estén mucho más orientadas a mantener la paz en el país, de ahí que ese modelo de Naciones Unidas puede servir para ese objetivo.

No se trata de mandar a nadie de nuestro país a exponerse, a ir a lugares donde hay confrontación. Sí que vayan a aprender cómo se han organizado algunos de estos operativos, señaló.