CIUDAD DE MÉXICO., 10 de enero de 2019.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador señaló que un segundo sabotaje en el ducto Tuxpan-Azcapotzalco agudizó el desabasto de combustible en la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, el jefe del Ejecutivo federal dijo que el ducto de Pemex que había sido reparado el pasado martes, fue nuevamente atacado la noche de miércoles, lo que originó retrasos para abastecer de combustible a la capital del país.

El Presidente anunció que fuerzas federales reforzarán la vigilancia en los 1600 kilómetros de ductos para que garantizar que el suministro a las estaciones de almacenamiento en el país esté libre de fugas o robos de combustible.