CIUDAD DE MÉXICO, 6 de diciembre de 2018.- En la presentación de los resultados de la Consulta Nacional por una Educación de Calidad el secretario de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán abordó los cambios que se harán en el sector a su cargo, un primer paso será abrirse a las denuncias de los docentes sobre las anomalías dentro del sector.

En una de sus primeras acciones al frente de la dependencia federal, el secretario informó que se abrirá una línea directa con la Secretaría de Educación Pública para que las y los maestros puedan denunciar problemas en sus escuelas, desde situaciones de acoso hasta venta de plazas, entre otras irregularidades que consideren requieran atención.

“Tendremos un sistema de comunicación directa entre los maestros y la autoridad educativa, vamos a poner una línea al servicio de todo el magisterio para que puedan denunciar cualquier irregularidad desde la venta de plazas hasta problemas de acoso, desde falta de presupuesto hasta desviaciones en los recursos, esa será la línea como si fuera un 911 Maestro”, explicó.

Sobre las evaluaciones para los maestros reiteró que son necesarias pero que estas no serán vinculantes a sanción ni estarán ligadas al tema laboral.

Por otro lado, destacó que se darán 10 millones de becas a estudiantes de todos los niveles, que se abrirán 100 universidades, además de que impulsarán las escuelas de tiempo completo.

Moctezuma mencionó que “inaugura la nueva era de la educación mexicana” y que esta sería la base de la Cuarta Transformación, como la denomina la nueva administración federal.

Además destacó que fueron alrededor de 7 mil brigadistas quienes recogieron la Consulta por todo el país, la cual fue solicitada por el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, meses antes de entrar al Poder Ejecutivo.

Moctezuma aseveró que gracias a esta consulta pudieron plantear los cimientos del nuevo Plan Educativo Nacional.

Manifestó que la nueva primicia de la educación, desde primaria hasta la universidad, será educar para la vida, no para ser un trabajador, sino un buen ciudadano.

Por último, afirmó que el sistema educativo sería equitativo “brindando más apoyo a los sectores más marginales, así como reconocer la diversidad regional y cultural de nuestro país, con la urgencia de rescatar la educación y las lenguas indígenas y la educación especial”.