CIUDAD DE MÉXICO, 22 de febrero de 2021.- Luego del rechazo del Presidente Andrés Manuel López Obrador a los datos dados a conocer por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la tercera entrega del Informe de Fiscalización de la Cuenta Pública 2019 donde se señalaron irregularidades en el gasto por más de 67 mil millones de pesos, se informó que se harán las revisiones correspondientes para aclarar las cifras.

Así lo dio a conocer el titular de la ASF David Colmenares, quien en entrevista radiofónica con Joaquín López Dóriga, señaló que ya se están revisando las cifras para aclarar este tema, y afirmó que sí reconocerán los errores si es que los hubiera, o de lo contrario explicarán los datos que se arroje en esta revisión.

“Yo no me cierro a que podamos tener algún error, vamos a ver, si lo tenemos lo reconocemos y sino, tratamos de explicar hasta lo que se llegó en la auditoría de desempeño (...) Nuestro tema es seguir con lo que estamos haciendo, revisar cuando alguien nos señale algún posible error y corregirlo, ósea, si tenemos errores lo vamos a decir y sino, también”, sostuvo.

Detalló que son diversos tipos de auditorías las que se realizan y a la que se refieren las cifras de la polémica, es a la de desempeño, la cual no es vinculante, es decir, solo se hacen las observaciones y se emite alguna recomendación pero no se denuncia, por lo que insistió en que muchos de estos datos todavía deben ser aclarados por las mismas dependencias auditadas.

A pregunta expresa sobre las aseveraciones del Presidente en cuanto al desempeño y trabajo de la ASF a quienes señaló, incluso, de prestarse a supuestas campañas de desprestigio de los que llama sus adversarios, Colmenares sostuvo que la ASF no está haciendo campaña de ningún tipo.

En ese sentido, enfatizó que la ASF no solo auditan la administración pública federal, sino que, la mayor parte de sus auditorías se reparte entre los tres órdenes de gobierno de los estados y municipios, así como los tres Poderes de la Unión, la judicatura del Poder Judicial, y algunos órganos autónomos, entre otros.

“Realmente nuestro universo auditable es muy grande, la observación que nos hace el Presidente, con todo respeto, se refiere fundamentalmente a una (...) Tenemos observaciones de todos los programas sociales y de todas las obras de infraestructura”, apuntó.

De acuerdo al informe entregado el pasado sábado por la ASF a la Cámara de Diputados, se detectaron irregularidades en el gasto por 67 mil 498 millones 400 mil pesos, donde las dependencias que operan la mayor parte de los programas sociales impulsados por el Gobierno, son las que tienen más observaciones.

En tanto, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, tuvo observaciones por cuatro mil 576 millones de pesos, y en la de Bienestar con tres mil 392 millones de pesos; asimismo, se hicieron señalamientos sobre la calidad y transparencia de los principales programas sociales, como el Programa de Jóvenes Construyendo el Futuro.

Sobre el Tren Maya, la ASF detectó que en 2019 ni FONATUR ni Fonatur Tren Maya (FTM) acreditaron contar con un proyecto ejecutivo ni un modelo financiero con el fin de identificar el esquema de financiamiento y las posibles obras y servicios por contratar para este proyecto.

En cuanto a lo relacionado a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, Estado de México, la ASF señaló que costará al menos 331 mil 996 millones 517 mil pesos, lo que representa un incremento de 231por ciento respecto a lo estimado por el Gobierno federal.