CIUDAD DE MÉXICO, 30 de abril de 2019.- El Pleno de la Cámara de Diputados avaló en lo particular por 361 votos a favor, 45 en contra y dos abstenciones, la Ley Federal de Austeridad Republicana de Estado y reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, y de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, y se turnó al Senado para sus efectos constitucionales.

Prácticamente sin leer y menos analizar las reservas presentadas en su mayoría por el PRI, con el argumento de que todas serían desechadas por la mayoría de Morena y sus aliados, la discusión en lo particular de los artículos reservados de este dictamen tardó apenas 50 minutos.

El dictamen, que antes había sido aprobado en lo general por 387 votos a favor y 33 abstenciones, tiene como objetivo regular y normar las medidas de austeridad que deberá realizarse en el ejercicio del gasto público federal, y coadyuvará a que los recursos económicos de los que se disponga, se administren con eficacia, eficiencia, economía, transparencia y honradez.

Señala que las disposiciones de esta ley, serán aplicables a todas las dependencias, entidades, organismos y demás entes que integran la Administración Pública Federal (APF).

Entre los puntos relevantes destaca que las medidas de austeridad republicana de manera enunciativa y no limitativa, son las siguientes:

  • Se prohíbe la compra o venta de vehículos de lujo para el transporte y traslado de los servidores públicos.
  • Las adquisiciones y arrendamientos de equipos y sistemas de cómputo se realizarán previa justificación.
  • Se prohíben contrataciones de seguros de ahorro en beneficio de los servidores públicos con recursos del Estado.
  • Los vehículos aéreos propiedad del Poder Ejecutivo Federal serán destinados a actividades de seguridad, defensa, marina, fuerza aérea, de protección civil, así como al traslado de enfermos.
  • La Secretaria de la Función Pública (SFP) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) elaborarán y remitirán los lineamientos para regular las medidas enunciativas.

En cuanto al comportamiento austero y probo de los servidores públicos se establece lo siguiente:

  • Se sujetarán a la remuneración adecuada y proporcional que conforme a sus responsabilidades se determinen en los presupuestos de egresos.
  • Por ningún motivo se autorizarán bonos, estímulos, comisiones, compensaciones o percepciones extraordinarias al salario asignado fuera de lo que se establezca en el PEF.
  • Por ningún motivo se autorizarán pensiones al titular del Poder Ejecutivo Federal adicionales a la provista por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.
  • Una separación categórica ente la función pública y los intereses particulares.