Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Sin gafete/Isabel Arvide

Isabel Arvide/Quadratín México
 
| 16 de abril de 2018 | 0:05
 A-
 A+

¿Por qué fue Meade a Oaxaca?

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, le advirtió que no debía ir.  Supongo que el sentido común tendría que haber hecho otro tanto. ¿Por qué fue, contra la obviedad de la bronca que iba a darse, a Oaxaca el candidato priista?

¿No será que, justamente, de eso se trataba?

¿Estrategia para levantar la campaña priista? ¿Consejos de la vieja escuela? ¿José Murat detrás de todo?

Lo cierto es que fuese lo que fuese lo que buscaban, no tuvieron los resultados esperados.  Por lo que optaron por “bajarle” a la nota en muchos medios de comunicación, tal vez incluso a partir de los mismos reporteros que cubren las giras del candidato Meade.

Mientras que en redes sociales se conoció una realidad muy distinta.  Que incluso obligó a enviarle un avión oficial a Meade para “sacarlo” de Puerto Escondido sin mayores riesgos.  Un tema grave.

Que pretendieron cargarle a Andrés Manuel, quien lo revirtió de dos formas excelentes para comunicación política.  Primero en la burla refiriéndose a él como “ternurita” y afirmando que si no se apura Margarita Zavala le va a quitar el tercer lugar.

Y, a continuación, en boca de su coordinadora de campaña Tatiana Clouthier con un señalamiento severo contra la violencia venga de quiénes venga.

En Oaxaca ha habido incidentes tensos, cercanos a la violencia, en otras giras de candidatos presidenciales.  Uno de ellos en Juchitán, con Miguel de la Madrid, implicó quemar camiones a metros del evento oficial.  Pero ninguno con el impacto de éste, primero de rechazo contra Meade.

Porque así se entendió.  Aunque puede ser que quisieran lo contrario, y que por ello le encargaron el enfrentamiento con maestros a un reconocido porro, Fredy Gil Pineda, que es presidente municipal priista con licencia, buscando la reelección, de San Pedro Mixtepec, que es la cabecera municipal de Puerto Escondido donde sucedieron los hechos.

El PRI le ha consentido todo a este famoso “porro” que ha sido acusado penalmente por robarse un camión de televisiones, y es sospechoso del asesinato de su exesposa, que ha sido presidente municipal de otro municipio de Oaxaca y diputado local… y que se abrazaba con Beatriz Paredes hace diez días en la preparación, justo, de la gira de Meade.

¿Para qué necesita el PRI, el mismo Meade a un personaje nefasto como éste?  Era obvio que iba a haber protestas de la Sección 22, ¿por qué Alejandro Murat no le advirtió a Meade cuando lo recibió en el aeropuerto?

Hugo golpes, heridos leves, hubo mucha violencia… supuestamente iniciada por la gente de Fredy Gil.  ¿Por qué era necesario esto?

Si uno quisiera pensar mal, tal vez estén pensando en un “autoatentado” que podría levantar la campaña presidencial de Meade, como José Murat le ofreció a Francisco Labastida en su campaña.

¿Pueden llegar a tanto?  ¿Están tan desesperados que corren el riesgo de fomentar e instalarse ellos mismo en la violencia electoral? ¿Tuvo algún efecto contra su popularidad responsabilizar a López Obrador de estos hechos?

Bajo cualquier análisis es un mal signo.  Y responsabilidad del PRI y de la gente a cargo de la campaña de Meade porque era “bola cantada” lo que iba a suceder en Puerto escondido, como se los advirtió Navarrete Prida…

En Tuiter: @isabelarvide  Blog: EstadoMayor.mx  Blog: CambioQRR.com