CIUDAD DE MÉXICO, 10 de septiembre de 2019.- Los gobiernos de México y Estados Unidos trabajarán para combatir el tráfico de armas a territorio nacional, manifestó el secretario de Relaciones Exteriores (SRE) Marcelo Ebrard tras la reunión que sostuvo en Washington con el Vicepresidente de EU, Mike Pence.

En conferencia de prensa para fijar una postura, el Canciller informó que se trataron dos temas primordialmente: el migratorio y el paso ilícito de armamento; además, dijo, el gobierno de Donald Trump ve con buenos ojos lo que está haciendo México.

"Se acordó que se creará un grupo binacional para combatir el tráfico de armas. Vamos a presentar mensualmente cuántas armas entraron ilegalmente a México", afirmó el Canciller, quien aseguró que buscarán congelar el tráfico de armas ilícito.

Marcelo Ebrard reiteró ante funcionarios de Estados Unidos la postura de no convertirse en tercer país seguro por el tema migratorio.

"Hasta este momento no he percibido que se oponga Estados Unidos a lo que estamos haciendo".

Al manifestar que tuvo la oportunidad de saludar al presidente Donald Trump, el encargado de la política exterior del país le expresó la preocupación de México sobre el tráfico de armas desde EU.

En la reunión que se llevó a cabo en el Salón Roosevelt de la Casa Blanca, donde también estuvieron los secretarios Pompeo y McAleenan, el consejero legal y asesor del Presidente Trump, Pat Cipollone y Jared Kushner, no se tocaron los temas sobre el tiroteo en Texas y los impuestos a aranceles.

Por parte de la delegación mexicana acudieron la embajadora Martha Bárcena, el comisionado Francisco Garduño, el consultor jurídico y vocero de la Cancillería, Alejandro Celorio y Roberto Velasco y los compañeros de la embajada Francisco Anza y Euclides del Moral.