CIUDAD DE MÉXICO, 12 de marzo de 2019.- En una primera ronda de votación por cédula, ninguna de las tres aspirantes a ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reunieron las dos terceras partes del Pleno del Senado de la República que requieren para su elección, es decir, no alcanzaron la mayoría calificada.

El cómputo registró en la urna un total de 122 votos, de los cuales se emitieron 66 en favor de Yasmín Esquivel Mossa, 14 para Loretta Ortíz Ahlf y nuevamente ninguno para Celia Maya García; además 18 nulos y 24 en contra de la terna propuesta por el Presidente de la República.

Antes de pasar a determinar una segunda ronda de votación, desde su escaño, el coordinador parlamentario de Morena, Ricardo Monreal Ávila, solicitó dar un receso por treinta minutos para tener una reunión extraordinaria de los integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para alcanzar los acuerdos necesarios.

De acuerdo al artículo 96 se tiene que reunir las dos terceras partes de los votos para la designación de la ministra de la máxima corte del Poder Judicial y de que el procedimiento establecido y acordado por el Pleno de la Cámara Alta prevé la realización de dos rondas posibles, antes de ser rechazada, la Presidencia de la Mesa Directiva concedió el receso de media hora.

Los coordinadores parlamentarios que integran el órgano directivo que preside Ricardo Monreal se encuentra reunido para alcanzar consensos en favor de Yasmín Esquivel, esposa del empresario José María Riobóo, cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador.

El PAN y el PRI habían adelantado su votación en contra para rechazar la terna por considerar que existe un evidente conflicto de intereses.

Las tres aspirantes señalaron que son militantes de Morena; una de ellas fue candidata al Senado en el estado de Querétaro y otra es esposa del contratista consentido del mandatario y vocero en el tema del aeropuerto.