CIUDAD DE MÉXICO, 11 de febrero de 2019.- Andrés Manuel López Obrador presidente de México, informó este lunes que se busca un plan para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para generar energía y cumplir el compromiso de no aumentar el costo de esta acusando a las administraciones anteriores por conflictos de interés.

López Obrador detalló en su conferencia de prensa matutina, que es necesaria una reestructuración en la comisión, ya que esta se encuentra delimitada y por ende se ha  afectado a los mexicanos, pagando un precio elevado.

El Presidente aclaró que la mitad de la CFE, fue cedida a las empresas privadas por lo que su rendimiento no ha sido el mismo, además de que realiza la compra de gas a este sector.

“El sector energético se ha debilitado. México es de los países donde se paga más cara la energía eléctrica. Se han hecho negocios al amparo del bien público y se hicieron contratos para favorecer a particulares”, afirmó.

Señaló que el Gobierno mexicano tiene el compromiso de no aumentar los precios a los consumidores por lo que solicitarán a los particulares a que ayuden a este propósito, pues “no se hará por la fuerza. Se exhortará a las empresas a un plan de reconciliación”.

Refirió que el propósito es dejar el plan perverso de destruir la CFE y que las empresas particulares no se apoderen del mercado eléctrico; que exista competencia.

Agregó que la energía actualmente se produce por vía de gases, lo que ha generado un problema como el sucedido en Morelos con la construcción de la termoeléctrica, a la par de otros seis gasoductos que no se han terminado y entorpecen la entrega de este material y aseguró que  aunque no llegue el gas, la CFE continua pagando altas sumas económicas.

Ante esto, el Primer Mandatario destacó que buscará una reestructuración de acuerdos y compromisos de manera voluntaria, para exhortar a las empresas que tienen contratos con la CFE, se comprometan a no aumentar los precios de la energía.