[email protected]

Refinerías, gran apuesta para soberanía energética

  • México ya cuenta con ocho, luego de la compra de 50 por ciento de acciones de Deer Park, Texas, y el arranque de Dos Bocas.

Contar con siete refinerías haría que México deje de exportar petróleo, así lo afirma el presidente Andrés Manuel López Obrador desde sus días de campaña electoral. A unos días de comenzar las obras en Dos Bocas, Tabasco, vale la pena recordar lo que sostenía desde entonces Rocío Nahle, secretaria de Energía, hay que concentrarnos en producir combustibles de valor agregado, procesando crudo para producir más gasolina y diésel en las refinerías de la estatal Pemex.

El alto costo de la nueva refinería ha sido criticado porque los 8 mil 900 millones de dólares que le corresponden, es superior a la compra del 50.005 por ciento de las acciones de Deer Park, en Texas, 596 millones de dólares. Es decir, la refinería de Tabasco será 14 veces más cara.

El presidente López Obrador informó que Pemex compró a la empresa Shell, por casi 600 millones de dólares, el 50 por ciento de las acciones restantes de la refinería Deer Park en Texas, con lo que México ya es dueño. Tanto la refinería de Dos Bocas como la que está en Texas pueden procesar 340 mil barriles diarios de petrolíferos, como gasolina, diésel, turbosina, entre otros.

Estas acciones, de acuerdo con el plan del gobierno actual, son para asegurar la autosuficiencia en la producción de gasolinas, de diésel y de esta manera ofrecer mejores precios de estos combustibles a los consumidores. México importa casi 80 por ciento de los combustibles que consume.

Los gobiernos anteriores terminaron por abandonar a las refinerías y fueron vendidas por partes. Todavía hace falta invertir más en energías sustentables. Sin embargo, para satisfacer la demanda actual y futura de energéticos, el gobierno de López Obrador apuesta por los hidrocarburos.

La política energética de los gobiernos neoliberales hizo que en 15 años pasáramos de ser autosuficientes a importar más de la mitad del consumo de combustibles. Alcanzamos una dependencia casi total de petróleo de los Estados Unidos. Es claro que los gobiernos del PRI y PAN pretendieron que México dependiera totalmente de las importaciones, el actual gobierno intenta corregir el rumbo. Algunos opinan que quizá es tarde. Los hidrocarburos van de salida. El compromiso mundial es terminar con la dependencia de este tipo de energía y comenzar con el cambio que ayude a frenar el cambio climático.

Aunque las alternativas todavía son el uso de hidrocarburos en esta transición, algunos países ya hicieron cambios importantes en sus políticas de energía. La meta es que para 2030 el uso de hidrocarburos disminuya considerablemente en el mundo.

Desde el centro

El valor de las exportaciones agropecuarias y pesqueras del país en abril pasado fue de mil 696 millones de dólares, lo que implicó un crecimiento de 10.5 por ciento a tasa anual. Los avances más significativos en el cuarto mes del año se registraron en las ventas al exterior de pescados, crustáceos y moluscos (84 por ciento). Seguido de exportaciones de cítricos (71.8 por ciento), de mangos (68 por ciento), de frutas y frutos comestibles (21.5 por ciento) y de legumbres y hortalizas frescas (14.4 por ciento).