SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 9 de julio de 2019.- Fue carnicero, hojalatero, recolectó basura y limpió parabrisas, hasta que encontró su verdadera vocación: provocar las carcajadas de niños y adultos. Hoy enfrenta un tumor que debe ser operado y 50 por ciento de posibilidades de sobrevivir. Édgar

David Mateo Rodríguez, es el payaso Palita. Hace 25 años se colocó una nariz roja, pinceló su rostro con los colores más chillantes y salió a las calles dispuesto a dibujar sonrisas a todo aquel que se cruzaba en su camino… y lo logró.