CIUDAD DE MÉXICO, 1 de junio de 2020.- El Comité Ejecutivo Nacional de Morena está realizando sesiones virtuales secretas, a espaldas de la militancia, ya que no difunden las convocatorias y las firma únicamente Alfonso Ramírez Cuéllar, lo cual es ilegal, denunció Alejandro Rojas Díaz-Durán. 

Por ello, informó el político morenista a través de un comunicado, se presentaron dos impugnaciones ante la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y una de ellas es contra la realización de dichas sesiones, que se conducen con total desorden y desenfado y no se sabe cómo ni quiénes hacen las actas de los acuerdos que ahí se toman. 

Detalló que en los encuentros virtuales están presentes hasta 25 personas, entre ellas Bertha Luján y su sobrino, Fernando Tiscareño Luján, quien ha asistido en su representación, de tal forma que personas ajenas participan en las reuniones virtuales del CEN, lo que refleja el grado de deterioro interno. 

“No sabemos cómo se contabiliza  la votación, disfrazando los acuerdos como unánimes, entre otras muchas irregularidades”, detalló el aspirante a la presidencia nacional de Morena. 

En consecuencia, no se informa oficialmente cuántas sesiones se han hecho, qué avances tienen, qué temas abordan, se conducen con un inaudito desapego a los principios constitucionales de certeza, transparencia, legalidad y seguridad jurídica indispensables para cumplir con la norma estatutaria, dijo. 

Expuso que la segunda impugnación fue presentada el sábado 30 de mayo contra el acuerdo  “por el que se aprueba la propuesta de organización en los estados que no cuentan con dirigencia partidista o bien no cuentan con presidente del comité ejecutivo nacional”. 

“Como se observa, ni redactar una idea correctamente saben. ¡Como si debiera existir un presidente nacional en cada Comité Estatal!, criticó Rojas Díaz-Durán.

Consideró que Ramírez Cuéllar pisotea la única obligación que le fue encomendada por el Congreso Nacional Extraordinario y la resolución del Tribunal Electoral: elección de todos los dirigentes municipales, estatales y nacionales, a través de tres encuestas abiertas a todos los lopezobradoristas. 

¿Cómo es posible que Ramírez Cuéllar se quiera pasar de vivo y verle la cara al Tribunal Electoral y a los millones de lopezobradoristas del país?, cuestionó.

Planteó que ese acuerdo violenta la norma interna, ya que el CEN de Morena no tiene facultades para exceder las que le confiere el Estatuto, mucho menos para integrar comisiones que hagan lo que corresponde a los Comités Estatales y menos para nombrar “secretarios responsables”, cuyas figuras no existen. 

El Senador suplente manifestó su confianza que en los próximos días se radique la queja a la que se sumarán compañeras y compañeros de al menos diez estados de la República. 

Llamó a toda la militancia a hacerles el vacío a estos “supersecretarios” y exigirles que se pongan a trabajar en el mandato que les dio el tribunal de reponer el procedimiento y elegir a los dirigentes mediante encuestas abiertas, es su única función.