CIUDAD DE MÉXICO, 1 de junio de 2020.- Este lunes los integrantes de la Junta de Coordinación  Política (Jucopo), y la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Laura Rojas, se reunieron en privado con la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde, con el objetivo de analizar la estrategia para la creación de los dos millones de empleos que propuso el Gobierno federal para enfrentar las consecuencias de la pandemia por Covid 19.

Mediante un comunicado, refirieron que la funcionaria federal señaló que de acuerdo a los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se estima que por el impacto que tendrá la pandemia, en México se perderán aproximadamente un millón de empleos formales, aunque reconoció a la gran mayoría de las empresas que se han esforzado por mantener sus nóminas.

Indicó que para generar los dos millones de empleos a los que se comprometió el Gobierno, se recurrirá a todas las industrias, sobre todo la construcción, los programas de infraestructura y del bienestar, es decir, los programas sociales, sostuvo que, combinados generarán la mayoría de los empleos.

“Si se suma el número de beneficiarios por los programas del Bienestar y de infraestructura, las contrataciones del servicio público adicionales, se puede hablar de la generación de más de dos millones de empleos en el periodo de abril a diciembre de 2020”, señaló.

Al respecto, destacó en los programas de infraestructura la construcción de la Refinería de Dos Bocas; de las sucursales del Banco de Bienestar; el aeropuerto Felipe Ángeles; la construcción y operación de las Universidades del Bienestar; Internet para Todos; el Tren Maya, entre otros.

Asimismo, enfatizó la integración de 202 mil nuevos beneficiarios del programa Sembrando Vida, dejando en claro que éstos tienen. La garantía de que no se trata de empleados temporales, “sino de personas que tendrán un trabajo durante todo el sexenio”.

Mientras que en el sector público, hablo sobre la contratación de médicos, enfermeras y personal del sector salud; así como los nuevos elementos que se incorporarán a la Guardia Nacional y la integración de 230 mil 872 jóvenes beneficiados con el programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

La funcionaria no desaprovechó la oportunidad para resaltar la aplicación de medidas extraordinarias como la entrega anticipada de apoyos a adultos mayores y personas con discapacidad, con lo cual, según su enfoque, ha permitido que muchas familias puedan permanecer en sus hogares resguardando la salud.

Insistió en destacar que buscan llegar al 70 por ciento de las familias mexicanas, es decir, 25 millones de hogares, con apoyos a través de los programas sociales para los más pobres del país. 

“Esta estrategia permite la activación de la economía desde abajo a partir de la posibilidad de fortalecer el consumo desde lo local y que ello permita condiciones para la reactivación económica”, sostuvo.

En tanto, los coordinadores parlamentarios y la presidenta de la Mesa Directiva, se pronunciaron porque el Gobierno Federal busque esquemas que permitan establecer en el país un Ingreso Mínimo Vital, como sucede en otras naciones para apoyar a una parte importante de la población que no tiene acceso a los programas sociales, y así robustecer aún más los apoyos a las micro, pequeñas y medianas empresas.