CIUDAD DE MÉXICO, 24 de octubre de 2021.- Con mejor estrategia y por menos de un segundo, Max Verstappen ganó el Gran Premio de los Estados Unidos, amplió su ventaja en el campeonato de pilotos de Fórmula 1 y su coequipero, Sergio Pérez, terminó tercero.

Tras la vuelta de calentamiento, los bólidos rugieron, se apagaron las luces y los pilotos aceleraron a fondo en el Circuito de las Américas de Austin, Texas, siendo el siete veces campeón de F1 el más beneficiado:

Lewis Hamilton (Mercedes) desde el segundo lugar de la parrilla arrancó mejor, por adentro y arrebató el primero a Max Verstappen (Red Bull Racing), quien en la primera curva hasta salió de la pista.

Mientras su coequipero, Checo Pérez, mantuvo el tercero, aunque dio la impresión que pudo avanzar uno más, pero dejó el sitio a su compañero, quien pelea el campeonato de pilotos con Hamilton.

En la parte trasera, también estuvo candente la largada, cuando Nicholas Latifi (Williams) tocó al Aston Martin de Lance Stroll y lo hizo girar, pero ambos pudieron seguir.

Sorpresivamente, en el giro 11 Verstappen entró a pits, por llantas frías, salió en quinto, pero antes de completar la vuelta, rebasó a Ricciardo y el mexicano se colocó segundo, a unos cinco segundos del líder, Lewis.

Aunque en la vuelta 13, Sergio Pérez entró a pits y regresó al circuito en el tercero, muy lejos de los punteros, pero pronto llegó el turno para Hamilton del cambio de llantas, lo hizo en la 14 y volvió segundo, por lo que funcionó la estrategia a Red Bull.

La escudería austriaca aplicó de nuevo la estrategia en el giro 30, cuando Max entró a pits, salió tercero, pero recuperó un lugar en la 31, cuando Checo paró y salió cuarto, detrás, también, de Charles Leclerc (Ferrari).

En la 33, Sergio Pérez recuperó el tercer sitio, cuando el piloto de Ferrari paró y Lewis Hamilton cambió neumáticos en la 38, salió segundo, a unos siete segundos del líder, Verstappen y dejó la pelea para las últimas vueltas, donde tuvo llantas menos desgastadas.

A 10 vueltas del final de la carrera, en la 47, Hamilton ya estaba a poco menos de tres segundo de Verstappen, en la 54 se acercó a minuto y medio, y en la última, a menos de nueve décimas, pero no hubo rebase y Red Bull ondeó la bandera a cuadros; Pérez mantuvo el tercero.

Luego de escuchar los himnos de Holanda y Austria, el ganador recibió el trofeo de manos del exNBA Shaquille O'Neal, quien lució en bólido tuneado como toro.

Con este resultado, Max amplió su diferencia como primer lugar del campeonato con 287.5, por 275.5 de Lewis, 185 de Valtteri Bottas y 150 de Checo.